Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca.
Pronunciamiento de la Defensoría de los derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca sobre la violencia contra las niñas y los niños en Oaxaca
 Boletín 087 | 12-09-2013 | 11:14:53

En el presente año 2013 en Oaxaca se ha presentado una situación grave de violencia que afecta principalmente a la niñez oaxaqueña, acciones que van desde el maltrato infantil, violencia intrafamiliar, abuso escolar, la trata de personas, hasta el asesinato de personas menores de edad, como lo sucedido el 22 de marzo, en Huajuapam de León; el 29 de marzo en Santa María Temaxcaltepec; el 2 de mayo en Pueblo Nuevo; el 3 de junio en Loma Bonita; el 19 de junio en la capital del estado; el 05 de junio en Santo Domingo Nuxaa, y recientemente, el 10 de septiembre en Santiago Amoltepec donde el niño Jonatán Santos Quiroz fue cobardemente masacrado.



Si bien es cierto que Santiago Amoltepec, se encuentra en estado de violencia extrema por razones políticas y de disputas agrarias, el asesinato de Jonatán debe obligarnos a actuar para entender la problemática de violencia extrema en algunos lugares de Oaxaca y evitar su consecuencia más atroz que es el asesinato de niñas y niños.



Así, podemos observar que existen municipios donde las políticas públicas no han tenido efectividad, lugares como Amoltepec donde se entregan recursos públicos por alrededor de 400 millones de pesos anuales, pero paradójicamente, sigue siendo uno de los municipios más pobres del continente americano, además de que es catalogado como uno de los más violentos del estado y donde ahora se asesinó impunemente a un niño.



Este tipo de hechos, en parte son consecuencia de prácticas discriminatorias por condición de edad tales como: la corrección disciplinaria; el trabajo obligatorio; el casamiento forzado y la intolerancia religiosa, mismas que son ignoradas por la sociedad y solapadas por el Estado, lo que genera que aún en estas fechas se sigan realizando en algunas partes de nuestra entidad.



Pero también en mucho son consecuencia de una ausencia del Estado, porque varios lugares, como Amoltepec, son municipios fallidos, considerando que a pesar de la inversión pública y las políticas gubernamentales no se han establecido las mínimas garantías para que sus habitantes puedan permanecer y vivir sin temor.



El aumento de crímenes contra la niñez y los recientes asesinatos de Herón Sixto López, Aturo Pimentel Salas y el diputado Hugo Everardo Hernández Guzmán nos confirma que el Estado está fallando en su responsabilidad de garantizar el ejercicio de los derechos más elementales de sus pobladores, al mismo tiempo, dejan avizorar un horizonte oscuro e inhumano que nos obliga como Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca a actuar enérgica y decididamente para obligar al Estado a tomar medidas positivas y preventivas especiales teniendo en cuenta el interés superior de la niñez a disfrutar de una vida que pueda desarrollarse integralmente.



Así como la violencia por motivos de género está siendo visibilizada a partir del activismo de las organizaciones defensoras de los derechos humanos, la extrema violencia ejercida en los crímenes contra la niñez, debe alertar a la ciudadanía en su conjunto para evidenciar y denunciar cualquier tipo de violencia en contra de las niñas, niños y adolescentes, previniendo con nuestros actos que la deshumanización de nuestra sociedad (tal como sucedió en con el caso Acteal) nos habitúe a una supuesta normalidad criminal, y con apatía se observe el aumento de este tipo de delitos.



Como Defensor de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca afirmo que quien comete un asesinato en contra de un menor de edad, está cometiendo un crimen de lesa humanidad porque está atentando contra las bases y principios que sustentan la convivencia pacífica y armónica de la gran familia humana, este tipo de delitos dada su aberrante naturaleza nos ofende, agravia, e injuria a todas y todos nosotros si tomamos en cuenta que hoy son violentados los derechos de otros y si no actuamos, mañana pueden ser violentados los nuestros.



Por tales razones, partiendo del principio de que ningún tipo de violencia es justificable y todo tipo de violencia es prevenible; esta Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca hace un llamado a toda la sociedad oaxaqueña para que con responsabilidad y valor cívico denuncie cualquier tipo de violencia que sufra una persona por su condición de vulnerabilidad, así mismo que exijamos al gobierno de Oaxaca, cumpla con su responsabilidad de restablecer el Estado de Derecho en los lugares donde ha sido vulnerado.



En ese sentido este organismo público, autónomo y ciudadanizado, emitió medidas cautelares a las instancias correspondientes para que a los familiares de el niño Jonatán y a la población de Santiago Amoltepec se les otorgue la seguridad pública y las condiciones necesarias que garanticen su derecho a la vida.



Arturo de Jesús Peimbert Calvo

Defensor de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca


Boletines recientes
Boletín 072 | Presentará Defensoría en el MACO su Informe sobre la Consulta Indígena por el acuífero de los Valles de Ocotlán y Zimatlán
Boletín 071 | Presentará Defensoría documental narrado por Lila Downs sobre defensa de acuífero oaxaqueño por campesinos zapotecas
Boletín 070 | Defensoría convoca a participar en concurso de dibujo para promover los derechos humanos de la infancia
Ver historial de boletines...


Servicios


Informe anual


Publicaciones


Consejo Ciudadano

Sistemas de
Protección a
DDHH
Inicio

DDHPO
Consejo Ciudadano
El Defensor
Funciones y competencia
Estructura Orgánica

Alertas tempranas
Ver

Legislación
Ver

Comunicación Social
Boletines
Radio
Campañas
Publicaciones
Multimedia

Transparencia
Ver

Procesos de Formación en Derechos Humanos
Ver

Efemérides en el marco de los Derechos Humanos
Ver

Servicios
Solicita tu capacitación
Presenta tu queja
Solicitud de información
Todos los derechos reservados
2018 | Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca Coordinación de Sistemas Computacionales